Recursos





YouTubers: hacete fan

YouTube contiene una enorme cantidad y variedad de recursos audiovisuales que se enriquecen a la velocidad de la luz con el aporte de todos sus usuarios. La escuela se alimenta de esta herramienta y los educadores la aprovechan de manera ingeniosa en el aula.

La diversidad de dispositivos con los que es posible grabar y editar videos ha proliferado una nueva generación de productores individuales y colectivos, muchos de ellos adolescentes, que comparten sus creaciones a través de canales de YouTube. Como es habitual, los jóvenes descubrieron rápidamente el fascinante potencial de internet para difundir sus ideas. Así surgieron nuevas celebridades con miles de fanáticos: los YouTubers, un fenómeno que ha alcanzado asombrosas dimensiones.

Los YouTubers son parte de un circuito de producción que se alimenta de un gran número de seguidores, millones en los canales más populares. Algunos obtienen fama, patrocinadores y suculentos ingresos gracias a que en 2007 Google incorporó anuncios publicitarios en los videos de la plataforma.

A pura improvisación o con más recursos de producción; en primera persona o en equipo, los YouTubers se dedican a probar videojuegos; desembalar productos (unboxing); hablar de amor y amistad; o producir documentales o comedias. Los y las jóvenes describen los videos como una opción de entretenimiento, con temas contados de forma divertida, con los que se sienten identificados y representados. Los YouTubers y sus espectadores destacan el vínculo que sostienen en la red: horizontal y fluido; de intercambio, escucha y respuesta. Tienen un espíritu de comunidad que permite la colaboración y facilita la reciprocidad.

Aprender de y con la cultura juvenil

Los jóvenes manejan nuevos dispositivos, lenguajes y competencias que suelen incomodar a las viejas estructuras educativas. Un diálogo nada fácil, pero no imposible. ¿Cómo no buscarle un propósito educativo a un movimiento que no para de crecer y convoca a los jóvenes? Existen numerosas experiencias para trabajar este fenómeno viral, entretenido y de gran interés para los adolescentes.

Las producciones pueden ser utilizadas como insumo para el debate y la realización de nuevos y diversos formatos. Por ejemplo, Bajo ningún término es un grupo de YouTubers argentinos con más de 340.000 seguidores. En este video recorrieron la Ciudad de Buenos Aires para detectar reacciones homofóbicas entre la gente.

Es posible reproducir la dinámica de los YouTubers pero con contenidos vinculados a la currícula o a problemáticas escolares. La consigna: contar de manera divertida, a través de un video y sin perder de vista el contenido, los conocimientos de cualquier tema que abordamos en la clase o en escuela. La experiencia resulta, sin dudas, enriquecedora y dinámica.

Aquí, estudiantes mexicanos explican la genética del Mendelismo a través de un video:

En AsapSCIENCE dos creativos amigos canadienses presentan sus videos como una «dosis semanal de diversión y ciencia interesante». Su canal científico tiene más de 5 millones de seguidores. Muchos de sus videos tienen subtítulos en español.

Hay nuevos YouTubers que no son necesariamente estudiantes. Muchos maestros y profesores han cooptado esta herramienta para armar sus clases. Videoprofe es el ejemplo de un educador español que explica contenidos de matemáticas y lengua de primaria a través de su canal de videos.

Comentarios




(nadie más podrá verlo)





  • javier Gerardo DE NARDO el 12 julio, 2016 :

    Me pareció divertido, inclusivo y educativo; muy buenos los videos!!!!!

Ministerio de Educación - Presidencia de la Nación Instituto Nacional de Formación Docente