Novedades y Artículos



Volver


Encuentros presenciales de los Trayectos de Fortalecimiento Pedagógico 2019

Córdoba, Mendoza, San Luis, Santa Cruz, Santiago del Estero y Tucumán ya llevaron adelante los encuentros presenciales de esta propuesta formativa dirigida a profesores de secundario sin la titulación docente correspondiente para el cargo.

Organizados desde 2017 por el Instituto Nacional de Formación Docente, los trayectos ofrecen formación didáctico-pedagógica para que los profesores que hoy se desempeñan como idóneos obtengan la titulación requerida y puedan mejorar sus prácticas de enseñanza.

Las tres ofertas son: el Profesorado para la Educación Secundaria en concurrencia con el título de base, la Certificación Pedagógica para la Educación Secundaria y la Certificación Pedagógica Jurisdiccional para la Educación Secundaria.

Cada uno de ellos propone espacios para la reflexión sobre la práctica y hacen foco en el desarrollo de las capacidades requeridas para mejorar la enseñanza. La modalidad de cursada es virtual, con instancias presenciales en Institutos Superiores de Formación Docente de las jurisdicciones.

Mariana Avellaneda es abogada y profesora de Historia en Concepción, Tucumán. Ya finalizó el módulo de Práctica 3 y durante el presencial destacó que las TIC fueron un capítulo aparte durante el trayecto: “Me abrieron las puertas a un mundo desconocido, que me advirtió que es necesario cambiar y adaptarse a prácticas más desafiantes, para que los chicos encuentren en el aula experiencias diferentes. Un lugar donde puedan no solo adquirir conocimientos, si no también producirlos y distribuirlos”.

“La evaluación es una constante que estoy trabajando. Antes solía hacerlo cada tres meses, pero a partir del trayecto aprendí la importancia de evaluar clase por clase, con criterios claros para que los chicos comprendan desde el inicio lo qué nos proponemos que aprendan”, aseguró Griselda Fernández, profesora de Lengua y Literatura y cursante en la Ciudad de San Luis.

Mariana Inés Barca, profesora de Lengua y Literatura en El Calafate, Santa Cruz, expresó al cierre de la cursada: “Valoro muchísimo los aportes de la bibliografía actualizada, potencia la reflexión sobre la práctica concreta. También el acompañamiento de los tutores que retroalimentaron nuestro proceso de aprendizaje. La comunidad de aprendizaje que se generó en cada una de las materias y en los trayectos de las prácticas donde compartimos con colegas de la provincia”.