Palabras para Adela Coria

El Instituto Nacional de Formación Docente comunica con gran pesar el fallecimiento de la Dra, Adela Coria.

Adela fue una destacada docente e investigadora de amplia trayectoria en el campo de la Didáctica.  Una pedagoga cuyo rico saber y firme posicionamiento se reconocen en su tesis doctoral y en la vasta producción académica; en sus conferencias y encendidos debates, así como en su comprometido estilo de gestión en diversos ámbitos.

Llegó al Ministerio de Educación desde su Córdoba natal para hacerse cargo de la Coordinación de Áreas Curriculares en la Dirección de Gestión Curricular y Formación Docente cuando se iniciaba la discusión federal para acordar los Núcleos de Aprendizajes Prioritarios.  En abril de 2004 el Consejo Federal aprobó por unanimidad la elaboración de los NAP, y el 1 de julio Adela inicia su gestión en Áreas Curriculares hasta 2006. Su enfoque socio antropológico fue decisivo no sólo en la selección de esos aprendizajes sino también en el modo de enunciarlos

En ese momento estaba en gestación el “Programa Apoyo al último año de la secundaria para la articulación con el Nivel Superior” cuya gestión se sostenía en un novedoso diálogo entre escuelas secundarias, IFD y universidades. El aporte de Adela en relación a los materiales y al criterio de evaluación fue de capital importancia.

Fiel a sus convicciones, una vez cerrado el capítulo de los acuerdos NAP previos a la Ley de educación, tomó la iniciativa de acompañarlos con la producción de materiales para la enseñanza en la Subsecretaría de Equidad y Calidad en 2006 y 2007. Se trata de los reconocidos Cuadernos para el Aula, cuyo propósito es –como se enuncia en su introducción- “tramar algunos saberes priorizado en múltiples itinerarios de trabajo, dejando siempre puntas y espacios siempre abiertos a nuevos trazados, buscando sumar voces e instancias de diálogo con variadas experiencias pedagógicas”.

Esta convicción es la misma que -tomando como eje la enseñanza con proyectos integrados- atraviesa la elaboración de los tres libros de la colección Jóvenes que miran mundos, su último hilo de una larga trama en cuya urdimbre Adela supo conjugar imaginación y trabajo al servicio de otros dos binomio: tradición e innovación e inclusión y calidad.

Siempre la recordaremos por su compromiso con la educación pública, su capacidad de invención, la intensidad, pasión y generosidad en sus modos de gestionar… su bella oralidad cordobesa y su risa inconfundible.

Desde el INFoD abrazamos a sus familiares, amigas/os y compañeras/os.

3 comentarios en “Palabras para Adela Coria”

  1. Adela fue mi profe en la Escuela de Cs. de la Educación en la UNC. Guardo hermosos recuerdos de ella, gran docente, comprometida, filosa y amorosa en sus discursos y prácticas.

    Responder

Deja un comentario